• Colocar la antena externa en un punto donde nuestro móvil reciba señal, aunque esta sea pobre.

  • Para evitar interferencias entre la antena interior y la exterior tiene que haber un mínimo de distancia entre ellas y al menos una pared de por medio. Esta distancia mínima varía en función del repetidor que se instale. Además es conveniente que no estén situadas en el mismo plano horizontal.

  • Evite instalar la antena cerca de líneas de alta tensión, transformadores o u otras antenas (Televisión, Wifi, otra antena GSM/UMTS,…)

  • La antena o antenas interiores deben colocarse en un punto lo más central posible del área que queremos dar cobertura.

  • De este modo, aseguramos el mejor funcionamiento de los dispositivos y antenas en condiciones normales.