Los principales proveedores de telefonía móvil utilizan en sus redes, bandas de frecuencias de 900 o 1800 Mhz, o ambas frecuencias. Las redes de datos de alta velocidad o servicio de 3G utilizan la banda de 2100MHz. Su Repetidor de telefonía debe coincidir con la misma frecuencia que la que proporciona su proveedor de telefonía móvil en su zona con el fin de garantizar la compatibilidad. Es muy importante saber qué frecuencia proporciona un operador dado en una zona concreta, ya que para algunas compañías puede no ser la misma en dos zonas distintas (comarcas, provincias, países).

Por ejemplo: Si en su zona tiene cobertura de Orange, y en el interior de su casa no tiene cobertura, no significa que poniendo un repetidor de 900Mhz, vaya a poder repetir su señal.
Ya que Movistar puede estar trabajando en 1800 o 2100Mhz en su zona, por lo que no le valdría el repetidor de 900Mhz.


Debido a esto recalcamos la importancia de conocer la frecuencia en la que trabajan las compañías que queremos repetir, en nuestra zona.